Compartilo:

El intercambio estudiantil y turístico fue lo abordado por el gobernador Gustavo Bordet, y los intendentes de Santa Anita, Horacio Amavet, y de Hosenfeld, Peter Malolepszy, en el marco del convenio de amistad y hermandad entre ambas jurisdicciones y que prevén hacer extensiva a otras localidades.

“El gobernador Bordet tuvo la deferencia de darnos una audiencia en la que hemos dialogado sobre el intercambio entre Alemania y Argentina a partir del convenio de colaboración y amistad firmado entre las localidades de Santa Anita y Hosenfeld. Es una puerta que se abre y lo está al intercambio de jóvenes para estudiar, al turismo y a alguna inversión productiva que se dé”, detalló Amavet al finalizar el encuentro que se celebró este lunes en Casa de Gobierno.

En ese marco, el presidente municipal manifestó que “el mandatario está impulsando esta hermandad entre distintas ciudades. Cuando él fue intendente, estableció relaciones con lugares de Francia. Estuvo hace muy poco en Alemania y ve con muy buenos ojos que se produzcan estos convenios de colaboración y amistad entre los municipios”, remarcó.

El intendente de Santa Anita comentó que estará durante cinco meses en Santa Anita una estudiante de Turismo de la localidad alemana. “Estamos abriendo puertas. Este martes avanzaremos en la planificación e intercambio de ideas de cómo se puede incrementar el intercambio y la posibilidad de turismo accesible a la gente mediante visita a los pequeños pueblos. Esto puedo abaratar costos en comparación al turismo en las grandes ciudades”.

“El gobierno provincial nos dio todo el apoyo necesario y seguramente se establecerá contacto con otras aldeas de origen alemán de la costa del Paraná. Está todo por hacerse, pero la voluntad está”, concluyó Amavet.

Por su parte, el intendente Malolepszy dijo: “Quiero impulsar el programa que se llama Working Holiday que Alemana firmó con Argentina que es un programa de intercambio de trabajo y vacaciones. Lo quiero impulsar masivamente en esta región. Creo que habrá una muy buena perspectiva en esa parte turística con gente de la región de Hosenfeld”, sostuvo Malolepszy.

Manifestó luego “su sorpresa por la amabilidad con que fue recibido, los anfitriones y que la cultura alemana esté tan presente en la gente que se acercó a dialogar con él que, incluso, le hablaban en alemán en Santa Anita”.

Hosenfeld es una localidad de 4.700 habitantes, y está a 17 kilómetros de la ciudad alemana de Fulda que tiene 40.000 habitantes y a 80 kilómetros de Frankfurt. Es una región muy bonita porque tiene cerros altos, los habitantes viven de servicios y tienen un aserradero de alta tecnología, producción de pellets y algo de producción agraria y ganadera.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA