Compartilo:

El gobernador de la provincia, Gustavo Bordet, volvió a instalar un tema que requiere de una discusión seria y comprometida de todos los sectores. En declaraciones periodísticas se refirió a la situación financiera de la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Entre Ríos (Cjyper), pero también encendió el alerta sobre la brecha cada vez mayor entre las remuneraciones bajas y las más altas del sistema jubilatorio provincial. Un privilegiado grupo perteneciente al escalafón judicial, que comprende a exmagistrados y exfuncionarios, cobran generosas jubilaciones que incluso llegan hasta los 480.000 pesos por mes, según confirmó a UNO el presidente de la Caja, Daniel Elías. Esto equivale a que perciben alrededor de 36 haberes mínimos de pasivos de la provincia, teniendo en cuenta que la jubilación más baja que se abona es de 13.000 pesos.

La inequidad es tan abrumadora como la que existe entre los trabajadores en actividad, donde los sueldos más encumbrados de funcionarios del Poder Judicial superan largamente los 400.00 pesos. Pero esta situación de alguna manera se explica porque el sistema provincial se rige por el 82% móvil, que permite que los jubilados tengan prácticamente la misma escala salarial que los trabajadores en actividad.

Si bien el Directorio de la Caja reconoce que se están cometiendo “excesos”, la realidad indica que esto se da en un sistema público de reparto, que es de carácter solidario.

La Caja en números

Según el relevamiento estadístico correspondiente a septiembre de este año, la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Entre Ríos brinda prestaciones a 55.174 beneficiarios, de las cuales 42.972 corresponden a jubilaciones; 11.572 comprenden las pensiones y 630 son jubilaciones especiales. El haber promedio es de 41.952 pesos, si se tiene en cuenta una proporción entre todos los escalafones de la administración. Como se dijo, los sueldos más altos son los que perciben los jubilados del escalafón judicial: en promedio los 1.296 beneficiarios cobran 168.464,12 pesos. La inversión que el sistema destina a ese universo de pasivos es de 218.329.504 pesos. El debate sobre estas exorbitantes jubilaciones se torna aún más picante si se tiene en cuenta que los miembros del Poder Judicial se autoeximen del pago del Impuesto a las Ganancias, a diferencia del resto de los ciudadanos que afrontan fuertes descuentos por este tributo.

En el ranking de los salarios más generosos le siguen los jubilados del Ente Provincial Regulador de la Energía (EPRE): suman un total de 19 beneficiarios que perciben en promedio 181.301 pesos; le siguen los jubilados que trabajaron en el Tribunal de Cuentas que promedian los 142.555 pesos, y completan esa nómina de privilegio los pasivos de la Legislatura provincial: el salario promedio, en este caso, es de 135.968 pesos.

El escalafón docente contiene a la mayor cantidad de beneficiarios (20.194), quienes, promediando, cobran apenas un poco por encima del haber promedio que otorga el sistema: 47.440 pesos.

Un déficit que preocupa

La situación financiera de la Caja de Jubilaciones de Entre Ríos no escapa al proceso de crisis que enfrenta el país. Según datos aportados por el titular de la Cjyper, Daniel Elías, el déficit que arrastra el sistema previsional provincial comenzó a raíz de una medida del gobierno de Sergio Montiel. “El primer síntoma de déficit fue la última jubilación anticipada que promovió el gobierno de Sergio Montiel, y que en aquel momento era un número significativo porque hubo más de 1.500 jubilados nuevos”, reconoció el funcionario.

Y amplió su análisis: “Desde ahí hubo un crecimiento de la población de beneficiarios, estamos en el orden del 3% de crecimiento vegetativo, es decir altas menos bajas. Nuestra población de beneficiarios crece a razón del 10% cada tres años”.

Al ser consultado por los números del organismo, Elías confió que se mantendrá la tendencia negativa. “Estamos en un 32% de déficit, de cada 10 pesos que paga el sistema, 3,2 pesos los pone el Tesoro General de la provincia, es decir que no surge de aportes y contribuciones. Este porcentaje viene creciendo sostenidamente hace 15 o 16 años, en verdad el déficit comienza a generarse desde el año 2000 en adelante”, recordó.

Para la actual gestión es necesario identificar “estos indicadores peligrosos que nos están mostrando un sistema previsional que demanda una mayor del presupuesto general: estamos pasando el 19% del presupuesto ejecutado. Esto porcentaje tiende a crecer lentamente”.

Elías planteó que uno de los desafíos será poder corregir las distorsiones del sistema en base al diálogo y al consenso.

“Se tienen que revisar todos los extremos”, planteó Elías

El titular de la Caja, Daniel Elías, se mostró de acuerdo en proponer reformas que tiendan a equiparar los escalafones salariales, a lograr la estabilidad económica del sistema. Dijo que para ello se tiene que realizar una amplia y plural convocatoria de todos los sectores. “Se está trabajando silenciosamente en el tema de la edad y sin el estruendo que provoca debatir la edad jubilatoria. Estamos analizando con distintos escalafones la realidad, laboral, social y humana de los distintos escalafones. Estamos analizando el escalafón de los trabajadores que tienen trato directo con minoridad, a los trabajadores de la Salud y estamos analizando estadísticamente a los trabajadores de la educación”, admitió.

Además brindó su perspectiva sobre las diferencias salariales entre las diferentes categorías: “Tenemos extremos salariales muy disímiles, tan disímiles como los tenemos en actividad: los jubilados municipales tienen las escalas salariales más bajas y que tienen salarios promedios que no llegan a los 20.000 pesos, contra trabajadores del Poder Judicial que tienen el haber promedio más alto. Por ejemplo, los magistrados en más de un caso pasan hasta 20 veces este salario, es decir que estamos hablando de salarios de 400.000 pesos”, graficó.

Elías sostuvo que para todos los desafíos que se presentan están buscando alternativas. Uno de ejemplos es el pedido de los trabajadores del Copnaf para ser incluidos en un régimen especial de jubilación: “Con ellos formamos una comisión de trabajo. Advertimos que hay trabajadores que tienen una exigencia laboral muy fuerte”.

Fuente: UNO Entre Ríos 

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA