El silencio de la Calandria: LT 14 deja sin aire a Mario Alarcón Muñiz

465

El programa radial de mayor referencia en la cultura entrerriana no tiene espacio en la emisora estatal. La dirección de la radio, con motivo de una “reestructuración en la programación” dejó sin aire el clásico de Mario Alarcón Muñiz. La decisión responde a un propósito de censura que quedó trunco el año pasado por reacción de artistas y oyentes.

lt 14

Hay formas más o menos amables, el objetivo de fondo es el mismo: uniformar las voces y que se escuche exclusivamente lo que el Gobierno de la provincia de Entre Ríos quiere decir. El resto, a la fila o, mejor, al silencio. No hay línea argumental que pueda explicar porqué resuelven dejar fuera de la radio estatal a un periodista de más de 60 años de trayectoria, fundador de medios de comunicación en la provincia y referente indiscutido de la cultura entrerriana como uno de sus principales difusores. A no ser que la radio, con toda la intención, quiera empeorar su programación, no es fácil dar cuenta de una razón entendible. No existe.

Mario Alarcón Muñiz tiene en La Calandria uno de los mejores productos radiofónicos de la provincia de Entre Ríos y ha recibido numerosas distinciones por su labor responsable, rigurosa, amplia y de una impactante gama en recursos para decir y contar.

Pero Mario Alarcón Muñiz es un periodista y no recibe libretos resueltos. Opina, cuestiona, reflexiona. Cosas que corresponden al oficio. Y lo hace en los diferentes espacios que ocupa en los medios de comunicación de la provincia. Esa conducta de profunda honestidad con su actividad ha desencadenado varios episodios desagradables para un hombre que pisa los 80 años y más que reveces debería recibir reconocimientos de su pueblo y los representantes del pueblo.

Hace dos años fue censurado por El Diario de Paraná cuando la empresa había quedado en manos de empresarios afiliados al Gobierno, un tiempito después LT 14 ya tuvo un primer intento de sacarle su espacio en la programación, pero el anuncio de una movilización de escuchas y artistas paralizó la operación. Y eso no fue todo: luego de 35 años de conducir el Festival de Jineteada y Folcore de Diamante, en la última edición, sin dar cuenta de razón alguna, no lo convocaron al espectáculo organizado por la Municipalidad de Diamante y auspiciado por el Ministerio de Comunicación y Cultura de la provincia.

Lo quieren jubilar a don Mario y sin decir nada. Quieren jubilar la independencia y la sabiduría porque es un espejo donde mejor no mirarse.

Hace unos 15 días el director de LT 14, Jorge Ballay le comunicó a Alarcón Muñiz sobre la reestructuración del contenido en la AM y le ofreció seguir su programa pero en FM Baxada, un modo nada rebuscado de mostrar la puerta de salida.

Don Mario, claro, no aceptó el pase a una radio de menor alcance, menor audiencia, sin historia y con una programación que no contempla relación alguna a La Calandria.

Entonces se fue.

Y si don Mario se va a su casa y La Calandria ya no se emite, no solo empeora LT 14, también empeora el periodismo que no dice nada del propósito de censura, empeora la audiencia que no escucha enfoques diferentes, empeora la difusión del legado cultural que pierde un canal maravilloso y empeora lo que somos cuando por disposición del poder se apagan las voces que tienen cosas por contar y se prepararon una vida para hacerlo.

Fuente: Entre Ríos Ahora

COMENTÁ LA NOTA