Compartilo:

Mujeres que llevan adelante el merendero denunciaron que el sacerdote había amenazado con “quitarles la llave”. El cura no sólo dio marcha atrás en sus dichos, además anunció que dará misa en la capilla San Cayetano de General Ramírez los 7 de cada mes. El sacerdote y las feligresas mantuvieron una reunión en la que limaron asperezas.El lunes pasado un grupo de mujeres que brindan ad honorem la copa de leche en el salón de la capilla San Cayetano, de General Ramírez, denunciaron que el sacerdote amenazó con quitarles la llave del local, ya que a su criterio el merendero “tenía fines políticos”. Este viernes las feligresas y el padre Mario Ventura mantuvieron una reunión en la cual el sacerdote “pidió disculpas y garantizó que no impedirá la entrega de la copa de leche en el salón parroquial”. Además les aseguró que volverá a celebrar la misa los 7 de cada mes.

María Graciela Todone confirmó el encuentro mantenido entre el cura y las personas que elaboran la merienda para más de 40 chicos de la zona. “Pidió disculpas y aseguró que todo sigue igual, que no impedirá que se brinde la copa de leche en el salón. Además, anunció que celebrará la misa en la capilla los 7 de cada mes”, indicó Todone.

El merendero funciona hace ocho años. Las madres que elaboran a diario los alimentos concurren al salón ad honorem, y los costos son solventados en parte con una entrega de dinero de la comuna local y el resto con donaciones de los vecinos.

Las mujeres habían denunciado que días atrás el padre Ventura les había dicho que para volver a dar misa, tenían que retirar la entrega de la copa de leche, porque la misma respondía a “una cuestión política”.

Desde 2012 el padre no celebra la misa en la parroquia

La capilla San Cayetano (ubicada en calle Saucecito 374) se construyó en el barrio San Carlos de Ramírez por el esfuerzo y el trabajo de los vecinos que querían un lugar de oración dedicado al santo del pan y el trabajo.

Vale recordar que el enfrentamiento del sacerdote Mario Ventura con un sector de la feligresía de General Ramírez no es nuevo. Las diferencias entre el cura y esa comunidad se profundizaron durante los últimos años, tanto que la última vez que Ventura celebró misa en ese lugar fue el 7 de agosto de 2012. Los problemas se profundizaron cuando se hicieron algunas reformas en la capilla y el cura quería imponer su voluntad por sobre la opinión de la comunidad e inclusive del mismo arquitecto que intervenía en la obra.

Fuente: UNO

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA