Compartilo:

Se impuso por algo menos de 20 puntos según el escrutinio provisorio. Hubo paridad en la pelea por el segundo lugar entre De Ángeli y el radicalismo.

urribarri

El oficialismo superaba anoche por poco menos de 20 puntos porcentuales al radicalismo y a Unión por Entre Ríos (UPER) en la comparación del caudal de votantes que participaron en la elección de los candidatos de cada fuerza política, en el marco de las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO). El dato, en sí mismo, no debería sorprender a nadie porque lo anticipaban las encuestas y era admitido incluso por los dirigentes opositores en plena campaña.

Otro aspecto en el que se corroboraron los anticipos fue la paridad de las opciones opositoras. Hubo que esperar hasta el final del escrutinio provisorio para corroborar que Alfredo De Ángeli, candidato a senador por UPER, obtuvo más sufragios que Atilio Benedetti, candidato del radicalismo.

Lo mismo ocurrió con la candidata a diputada Cristina Cremer de Busti (UPER) y el radical Jorge D’Agostino.

Más allá de que las PASO no son una competencia entre partidos, sino una forma de definir los candidatos de cada fuerza; la comparación entre los caudales electorales implica una buena noticia para el oficialismo y una mala.

La buena, está claro, es que ganó esa comparación con una ventaja importante. La mala es que la oposición -englobando en este término a todas las fuerzas no oficialistas- tendrá una nueva chance dentro de dos meses y medio, cuando se realicen las elecciones generales el 27 de octubre.

¿Un anticipo de octubre?
Van a abundar las especulaciones sobre el comportamiento electoral de los entrerrianos que en octubre elijan no votar al oficialista Frente Justicialista Para la Victoria (FJPV). En ese sentido, esta nota forma parte de esas especulaciones periodísticas. Tal vez lo más razonable sea suponer que por ser tan cerrada la diferencia entre la UCR y el partido de De Ángeli son menores las chances de un traslado masivo de votos del partido que salió tercero al que salió segundo.

Esa mirada resulta favorable al oficialismo, en tanto y en cuanto resulta improbable que una de las dos principales fuerzas opositoras sume matemáticamente a los votantes de la otra. También será difícil para el oficialismo incrementar sustancialmente su porcentaje de votos en octubre, ya que debería conseguirlo de quienes participaron ayer en la puja de las fuerzas opositoras.

Por fuera de quienes fueron ayer a votar no queda demasiada gente tampoco. El porcentaje de votantes ayer fue alto: el 81%, según informó el gobierno provincial.

Hasta ahí, podría suponerse entonces que -con mucho menos margen que en 2011- el oficialismo se encaminaría a una victoria en octubre. Aunque la verdad se conocerá, obviamente, cuando se abran las urnas.

 Performance oficialista

El justicialismo se atalonó ayer en Concordia, donde lograba aproximadamente el 56% de los votos emitidos. La cifra es harto generosa, pero no hay que perder de vista que en 2011 orilló el 70%.

Hubo sorpresa en Gualeguaychú, donde la lista de De Ángeli, Cremer y el exintendente Luis Leissa derrotaron al oficialismo.
En el Departamento Uruguay -cuarto por su cantidad de electores- se impuso el oficialismo y también en el quinto distrito, que es Paraná campaña, donde la característica saliente fue el buen resultado del radicalismo, que incluso dejó tercero a De Ángeli en su María Grande natal (Ver aparte).

El justicialismo ganaba también en los departamentos La Paz, Victoria, Nogoyá, San Salvador, Colón, Federación, Gualeguay, Tala e Islas del Ibicuy.

La sensación que se palpaba ayer en dirigentes y militantes del oficialismo era de emociones encontradas. La diferencia de 20 puntos contra cualquiera de las dos principales listas opositoras en la categoría de diputados nacionales, y un poco menos en la de senadores nacionales, se contrastaba con haber obtenido un porcentaje notoriamente menor al de 2011.

Estaba claro que iba a resultar difícil repetir el 57% de aquella elección, pero se esperaba un porcentaje que se acercara al 50%, y al cierre de la edición el oficialismo conseguía un 44%.

 El sueño entrerriano

Si bien el gobernador Sergio Urribarri rehusó anoche referirse a su eventual proyección nacional, el resultado conseguido por el oficialismo entrerriano se ubicaba por encima de la media nacional del oficialismo y dentro de un lote de provincias destacadas que -provisoriamente- encabezaba el kirchnerismo chaqueño con el 51% de los votos y donde también aparecía el oficialismo tucumano con 45% aproximadamente.

El gobernador entrerriano destacó que intentarán mejorar el caudal electoral en octubre y que su principal preocupación seguirá siendo gobernar la provincia (Ver recuadro).

Las listas
 Tras la elección de ayer, los cinco partidos que participaron quedaron en condiciones de presentarse en las elecciones de octubre, ya que todas superaron el 1,5% del total de los votos válidos emitidos.

En el caso de la UCR y de UPER no hubo novedades, ya que presentaron una lista única. Alfredo De Ángeli y Cristina Cremer encabezarán las listas de candidatos a senadores y a diputados del acuerdo entre el PRO, el bustimo y el Nuevo Espacio. Del mismo modo, Atilio Benedetti y Jorge D’Agostino irán en primer lugar de la lista radical.

Lo mismo ocurrirá con Gabriel Geist y Luis Meiners, candidatos de la Nueva Izquierda, aunque en este caso la novedad es que esa fuerza alcanzó el mínimo de votos para ir a octubre, lo que a priori aparecía como una posibilidad dudosa. Cuando se había escrutado el 88% de las mesas, el sector ya contaba con casi 17.000 votos mientras que el piso requerido se calculaba en algo más de 13.000.

Sin sorpresas tampoco, las listas del oficialismo serán encabezadas por Pedro Guastavino y José Lauritto. El primero fue derrotado en su Gualeguaychú natal y el segundo ganó en el Departamento Uruguay, de donde es oriundo, pero por una diferencia menor a la esperada. Fuera de competencia quedó la lista que llevaba a Héctor Maya como candidato a senador nacional y a Aníbal Vergara como candidato a diputado nacional.

Finalmente, en la interna más disputada, la del Frente Amplio Progresista, se impusieron Lisandro Viale en la puja por la candidatura a senador, y Américo Schvartzman en la de la postulación a diputado nacional.

Viale les ganó a Francisco Larocca y a Jorge Martínez Arias. Schvartzman derrotó a Osvaldo Fernández y a Néstor López.

Los números finales

A medianoche se habían escrutado 2.801 mesas de un total de 2.968, esto es un 94,37%.

De acuerdo a ese resultado provisorio, el Frente Justicialista Para la Victoria ganaba la elección para senadores nacionales con el 41,48% de los votos (294.003), a los que se sumaron 18.467 votos de la lista de Maya (2,61 %), con lo que el oficialismo sumó para sí la participación de 312.470 votantes.

En segundo lugar se ubicó Alfredo De Ángeli con 169.838 votos (23,96%) y tercero Atilio Benedetti con 151.814 votos, es decir 21,42% de los votos emitidos.
Lisandro Viale ganó la interna del Frente Amplio Progresista con 27.735 votos (3,91%), seguido por Jorge Martínez Arias con 17.161 votos (2,42%) y Francisco Larocca con 11.906 votos (1,68%). Esa fuerza contabilizó 56.802 sufragios.

Finalmente la Nueva Izquierda logró 17.873 votos (2,52%) para Gabriel Geist.

Para diputados el oficialismo obtuvo 292.650 votos (41,73%) y la lista Basta (de Maya) 18.459 (2,63%) por lo que el FJPV concretó 311.109 votos. En esta categoría la lista del radical Jorge D’Agostino se imponía a la de Cristina Cremer de Busti con 156.130 (22,26 %) frente a 155.877 votos (22,23 %) de la esposa del exgobernador Jorge Busti.

La disputa del socialismo se resolvió en el mismo sentido que para la candidatura a senador, consagrando a Américo Schvartzman con 29.397 votos (4,19%) contra 17.662 votos (2,52%) de Néstor López y 12.876 (1,84%) de Osvaldo Fernández.

La Nueva Izquierda, que candidateó a Luis Meiners, obtuvo 18.302 votos (2,61%).

Urribarri: “El premio final se entrega el 27 de octubre”

“Quiero felicitar a todos los entrerrianos por su participación masiva en estas PASO. La verdad que hoy en todas las escuelas de la provincia se percibió esa energía cívica de las grandes jornadas. Quiero agradecer muy especialmente a todos quienes nos han dado la confianza a través de su voto. Soy consciente de todo lo que eso significa y también de todo lo que no significa. Que nos hayan votado significa la fe que los entrerrianos tienen en su provincia”, señaló ayer el gobernador, Sergio Urribarri.

“Tengo bien en claro que este apoyo significa confianza, pero no significan cheques en blanco para nada. Todo lo contrario, tomo esta confianza expresada en las urnas como un aliciente para ser cada día un mejor gobernador, que hace cada día un esfuerzo por hacer un mejor gobierno”, añadió.

Luego sostuvo: “Tomo esta tremenda cantidad de votos como la expresión de esa energía positiva que nos ha identificado a los entrerrianos en estos últimos años en el país. E interpreto que mi rol es ser como el cable conductor de esa energía para llevar esta provincia hacia un futuro de prosperidad, de justicia social y desarrollo humano.

Siempre pienso que los triunfos deben volver a los hombres más humildes y no quiero perder la ocasión de demostrar en los hechos esa idea. Por eso, quiero expresar mis felicitaciones a todos los candidatos que se presentaron hoy, quiero reconocerles el valor cívico de poner la cara y ofrecerse al pueblo como alternativas democráticas. Eso es un mérito importante más allá de los resultados y del acompañamiento”, explicó.

Finalmente indicó: “También, las gracias enormes a los que me votaron, sean o no peronistas. Y especialmente a mis compañeros peronistas que me apoyan y me sostienen políticamente. A ellos les digo que la jornada de hoy ha sido estupenda. Pero también les digo que el premio final se entrega el 27 de octubre”.

El laberinto de Paraná campaña

Aunque no es un Departamento, funciona como tal a los fines electorales. Y es uno de los departamentos más complejos, ya que tiene 15 ciudades y algo menos de 40 juntas de gobierno. Esta vez, la característica saliente fue el buen desempeño de los radicales, como en las viejas épocas.

Al cierre de la edición era noticia el triunfo del Frente Justicialista Para la Victoria en San Benito, por una diferencia de un millar de votos aproximadamente, lo que volvía a poner al grupo capitaneado por el diputado provincial Ángel Vásquez como el que hizo el mayor aporte en la zona.
También sumó una ventaja de aproximadamente 700 sufragios en Crespo, donde, tras la zozobra inicial, el justicialismo superó al radicalismo y tercero quedó UPER.

En Seguí la diferencia a favor del oficialismo fue de unos 600 votos y un dato particular fue Hernandarias, donde el partido de De Ángeli quedó cuarto en cantidad de votantes, superado incluso por el Frente Amplio Progresista. Allí ganó el justicialismo liderado por el intendente, Miguel Torres.
Otro intendente peronista que ganó fue Juan Carlos Kloss, por unos 200 votos.

Sin dudas, el gran derrotado entre los oficialistas de la zona fue el intendente vialense Estelio Urchueguía, ya que en su pueblo la UCR se quedó con el primer lugar en la elección de diputados, obtuvo 2.776 votos contra 2.676 del PJ y 1.241 votos de Cremer de Busti. Vale señalar que el candidato radical Jorge D’Agostino es oriundo de esa localidad. En cambio, para senadores la lista más votada fue la del justicialismo, por escasa diferencia.

Dentro de los municipios vecinalistas se destacó lo ocurrido en Cerrito, donde el justicialismo ganó con 1.297 votos en su interna, frente a 1.212 del partido de De Ángeli y 917 de la UCR en la disputa por la candidatura a senador nacional. Para diputados los resultados también favorecieron al justicialismo con 1.283 votos, seguido por Cremer con 1.061 y la UCR con 993.

El dato llamativo es que en 2011 el justicialismo obtuvo 1.200 votos y perdió la Intendencia a manos del vecinalismo capitaneado por Orlando Lovera. Esta vez ganó con casi la misma cantidad de votos, pese a que se suponía que los vecinalistas apoyaban esa lista. Sin embargo, la que creció fue la alternativa de De Ángeli.

En Oro Verde, el justicialismo fue la alternativa más votada, con 820 votos para senadores y 836 para diputados.

Urribarri. Agradeció por haber sido la fuerza más votada en la provincia.

Fuente: UNO. (Carlos Matteoda).

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA