El Foro Ecologista de Paraná presentó reparos respecto de la Ley de Manejo del Fuego

"Esta ley viene a marcar la constitucionalización del Derecho Privado", indicó la abogada del Foro Ecologista.

127

El Senado de la Nación sancionó recientemente una ley que protege los ecosistemas de los incendios accidentales o intencionales para evitar prácticas especulativas y emprendimientos inmobiliarios. La abogada del Foro Ecologista, Aldana Sasia, planteó que la iniciativa no es suficiente y alertó sobre la necesidad de comenzar a “gestionar otro modo de relacionar el hombre con la naturaleza”.

Si bien Sasia indicó que la “esta ley viene a marcar la constitucionalización del Derecho Privado, es decir que se empiezan a regular las relaciones entre los privados de un modo más humanizado”.

“La propiedad por más que sea individual en el ejercicio del derecho, también tiene que tener en cuenta si con el ejercicio regular de ese derecho no cause un perjuicio o una tragedia a los bienes comunes como son la biodiversidad, la fauna y la flora. Si el titular de una propiedad de grandes extensiones -como en el caso del Delta entrerriano- se le ocurre quemar su propiedad para obtener un beneficio como plantaciones o cría de ganado tendrá consecuencias en lo colectivo tanto para las personas como también para el macromedioambiente”, dijo.

No obstante, puso de relieve la importancia de abordar la problemática “desde una mirada más global y que deje de lado la hipocresía, ya que mientras se sanciona una ley de este tipo se autoriza la minería a cielo abierto”.

“Los modos de proteger la naturaleza no van a venir de la mano de leyes que limiten su uso”, sino que “hay que empezar a ver la trama desde lo macro y no ir tapando los errores y imitando el poderío que tiene el propietario”.

“Hay un entramado mucho más grande y más complejo que deberíamos entender y que no se va a solucionar con una ley que imposibilite el desarrollo después de un incendio”, enfatizó Sasia al tiempo que apuntó a un modo de relacionarnos “de igual a igual” valorizando cada uno de los elementos que conforman el ecosistema.

“La sanción de esta ley podría poner un límite a las grandes urbanizaciones como sucede en las sierras de Córdoba, pero lamentablemente se está tratando de paliar la enfermedad con un medicamento y nada más, en lugar de empezar a gestionar otro modo de relacionar el hombre y la naturaleza”, finalizó

COMENTÁ LA NOTA