Compartilo:

Este sábado se decidió que todos los afiliados radicales expulsados hasta diciembre de 2009 puedan volver. De esta forma, quedan afuera del partido quienes se “fugaron” en los últimos años. Además se decidió regionalizar el Congreso.

ucr

El Congreso de la Unión Cívica Radical sesionó este sábado en Rosario del Tala, con la presencia de unos 197 miembros, aunque asistieron sólo cuatro de las corrientes opositoras al benedettismo.

En la oportunidad, los congresales aprobaron una amnistía para todos los afiliados radicales que fueron expulsados antes del 31 diciembre de 2009. Los mismos, si desean volver, tendrán un plazo de 60 días para ratificar su condición de afiliados a la sede partidaria.

Además, los presentes resolvieron regionalizar el Congreso en cuatro áreas de la provincia para que sus miembros puedan trabajar organizadamente ante cada asamblea y realizar un mejor análisis y tratamiento de temas que hacen a la vida partidaria.

Finalmente, se analizaron otros temas, como el resultado de las últimas elecciones generales y no se descartó conformar un frente electoral de cara a 2015.

“El radicalismo tiene la virtud de conservar intactas sus instituciones partidarias y es uno de los pocos ejemplos de democracia interna entre las fuerzas políticas del país”, destacó el presidente del Congreso Juan Carlos Arralde, en declaraciones enviadas a INFORME DIGITAL. 

En este sentido el dirigente radical remarcó que “por eso, la UCR se ha constituido a lo largo de la historia como un reaseguro de la República y de la democracia”.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA