Compartilo:

Otra cifra record para la edición 49 del Festival de Diamante. Según los organizadores, asistieron más de 13.000 espectadores durante la noche del domingo.

Jineteada y entrevero de entabladas
Comenzaron a encenderse las luces del Campo Lisardo Gieco y todo indicaba que la Reina de la Jineteada, estaba por comenzar. En el Mangrullo Don Rafael Bueno, esperaban los animadores y payadores de la Fiesta, para entregar sus mejores floreos.

La maroma ya estaba lista y los tropilleros, bandera en alto, se lucían con sus mejores potros en camino a los palenques.

Hombres de a caballo, palenquereros y apadrinadores comenzaban su tarea. 44 montas en bastos y 34 en crines, entregaron la clasificación de la noche. En el reservado de Pizolato, “El Tosquito”, Mauricio Zarazaga se quedó con el primer puesto en los bastos. En tanto, Juan De Los Santos, en la monta, El Taita, de Pollio, se quedó con el primer puesto en la clina limpia.

Clasificación Bastos
1 – Mauricio Zarazaga – El Tosquito – Pizolato
2 – Diego Zarate – La Cotorra – Mendizabal
3 – José Eloisa – El Jabón – Néstor Sosa
4 – Adrián Fernández – El Comentario – Jorge Sap
5 – Leandro Mohr – El Puntero – Jorge Saap

Clasificación Crines
1 – Juan De Los Santos – El Taita – Pollio
2 – David Benítez – El Centinela – Cugat
3 – Diego Segovia – La Primavera – Viganoni
4 -.Cristian Ferradas – La Cantora – Sosa
5 – Ricardo Pucheta – La Golondrina – Jorge Saap

Al finalizar la primera ronda de jineteada se realizó el entrevero de 13 tropillas entabladas. Un espectáculo de gran atractivo de destreza criolla.

El entrevero se caracteriza por presentar caballos del mismo pelaje o color, que se mezclan unos con otros y se los encierra con una lona. Luego se los suelta al campo y aparecen las yeguas madrinas, encargadas de juntarlos.

La tropilla ganadora fue la de Julio Costamagna, de San Francisco Córdoba. Diez animales de pelaje bayo. El premio fue realizado por el escultor diamantino Bruno Ponti.

Actuaciones de la noche

Sobre el escenario Carlos Santa María, la danza de Emoveré le puso ritmo litoraleño a su segunda presentación en esta edición. Bajo la dirección de Emanuel Urristre, las parejas presentaron un cuadro coreográfico entre samba, chacarera y gato. “Hicimos un folclore más contemporáneo, más moderno, esta vez”.

Con una presentación impecable, Mario Bofill volvió a Diamante. Dueño de un estilo propio, que conquista distintas generaciones, con sus composiciones, su música y su sensibilidad por los problemas sociales, el cantautor correntino brindó lo mejor de su cancionero.

Fiel a sus costumbres y a sus raíces, Bofill refleja en sus canciones un contenido testimonial. «La verdad que siempre me ha costado armar una lista de canciones. Con el grupo sabemos que depende de la gente, de lo que se contagie y de lo que sentimos». Y agregó: “nos acercamos con un grupo hermoso de músicos, que sabrán mostrar lo mejor de nuestro repertorio».

Viva la pepa, Conjunto pena y olvido, Cantalicio, vendió su acordeón y Estudiante del interior, fueron algunas de las canciones elegidas.

«De Diamante tengo un recuerdo muy fuerte. Hicimos un show y escuchamos desde atrás un murmullo; era la gente de la jineteada queriendo ver nuestra presentación, pero había un telón que no permitía. Hoy, veo una organización distinta y con esa pantalla, todo el público podrá disfrutar de los artistas». Para finalizar, agradeció la invitación para participar en este Festival.

Llegó el tiempo chamarritero y con acordes de acordeón, guitarras y canto entrerriano, Rómulo Acosta repasó su repertorio entre chamamés, rasguidos dobles y chamarrita. En su actuación no faltaron Mi novia, la chamarrita, La mentirosa y se despidieron con Yo soy el chamarritero.

Con 35 años de trayectoria recién cumplidos, Los Chamarriteros, representan al canto entrerriano, son bien nuestros y diamantinos.

“Me encontré con un Festival enorme, con mucha gente”

Tras la presentación de Jésica Roth, el cantor del Chaco salteño, desplegó sus primeras melodías. Las palmas y la ovación del público no se hicieron esperar, el Chaqueño Palavecino, conjugaba sus mejores acordes para el público de Diamante. «Muy feliz de volver, me encontré con un Festival enorme, con mucha gente” expresó.

Con 35 años de trayectoria, el “Chaqueño” se define con orgullo “un criollo argentino”. Eligió para Diamante, un vasto repertorio donde no faltaron chamarritas, chamamés, chacareras y sus canciones de siempre.

Con el tema “Soy” de su obra más reciente “Soy y Seré” comenzó su show. Llegó Chaqueño, Mataco Díaz, Taleñita, Cuando llora mi guitarra, Piel chaqueña, Para cantar chamarritas, y un sentido homenaje con La Villerita, Piel morena y Alto Verde, al cantor de cantores, Horacio Guaraní.

El público de pie coreaba y aplaudía, hubo baile en el escenario y todo el cariño de la gente que no lo dejaba ir.

Comenzó a despedirse poco a poco, Amor salvaje, La ley y la trampa y Con el dedo en la llaga, pusieron el broche de oro, a la actuación de Palavecino. “El Festival es grande, disfruten esto, valoren lo que tienen y sigan de la mano de la música y la tradición”.

Recordó que hace 12 años que no venía y que es su tercera vez en Diamante.

A puro chamame y baile cerró la noche

Bien chamamecera fue el cierre de la quinta luna de Diamante. Los entrerrianos al grito de sapucay comenzaron su actuación en la madrugada del lunes. Los Majestuosos del Chamamé hicieron bailar y cantar con sus ritmos litoraleños a toda. Chamamé maceta, para la gran bailanta que se armó en el campo de jineteada.

Venta de entradas para el lunes
Los organizadores del Festival informan que las entradas para la noche del lunes, se venderán en el horario de 10 a 12 y a las 17, en el sector de boleterías, ubicado en la entrada del predio.

Los artistas del lunes
Sergio Galleguillo, Los del Gualeyán, Marcos Pereyra, Grupo Encuentro, Banda Tambor de Tacuarí y Diamante Baila.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA