Compartilo:

La Bolsa de Cereales de Entre Ríos, a través de su sistema de información agrícola (SIBER), indica en su reporte que la superficie sembrada con soja en el ciclo 2018/19 es la más baja de los últimos 16 años. La disminución en el área de la oleaginosa se debe en parte al crecimiento del área de maíz, pero fundamentalmente a la reducción forzosa de la intención original debido a los excesos hídricos a partir de diciembre que imposibilitaron las labores de siembra.

La expansión de la superficie sembrada trigo, maíz de primera y los excesos hídricos del verano modificaron el área implantada con soja de primera y segunda con respecto al ciclo 2017/18, según resalta el SIBER. A inicios del mes de mayo del 2018, el agricultor se vio obligado a sembrar trigo para pagar parte de las deudas generadas por la dura seguía estival. Como resultado, el área cultivada con trigo tuvo un crecimiento interanual de 108.300 ha y, por otro lado, el área implantada con maíz de primera registró un crecimiento interanual de 56.600 ha.

Finalmente, las abundantes lluvias acaecidas entre diciembre y enero dificultaron seriamente la siembra de soja de primera y segunda, hasta el punto quedar lotes sin implantarse.

El informe indica que estos factores generaron una disminución del área implantada con soja de primera del 21% (189.800 ha) y, por otro lado, el área sembrada con soja de segunda experimentó un crecimiento del 21 % (80.400 ha), ya que en el ciclo 2017/18 el área se ubicó en 291.700 ha.

Los departamentos Paraná y Gualeguaychú fueron los de mayor superficie dedicada a la oleaginosa, cada uno participó con el 12 % del área total.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA