El adolescente de Tailandia que se adueñó del corazón de una familia ramirense

Arut Ryu Limchutrakul, para su familia de corazón solamente "Ryu" llegó al país a principios de año. Conoció costubres, comidas, deportes y sobre todo, se hizo de nuevos amigos. Hoy, ya en su país por la pandemia, cumple 17 años y sus papás de corazón no dejan de extrañarlo.

716

Un adolescente de Tailandia se adueñó del corazón de una familia de General Ramírez, departamento Diamante. Este jueves 18 de septiembre cumple 17 años y el cariño sigue intacto.

Se llama Arut Ryu Limchutrakul, pero todos lo conocen como “Ryu”. El joven tailandés arribó a la Argentina el 20 de febrero y dos días más tarde llegó a General Ramírez con el objetivo de hacer un intercambio cultural.

En la pequeña ciudad del departamento Diamante lo esperaba la familia Giménez – Quellet, que rápidamente se convertiría en su “familia de corazón”.

Ryu junto a sus papás y hermanos de corazón.

Ryu llegó a Ramírez con una mochila cargada de sueños y proyectos. Como todo joven, con ganas de descubrir, enseñar y aprender. Iba a estudiar en la Escuela Católica, Madre de Jesús; conocer las costumbres, empaparse de la cultura, otra lengua -ya que tiene buen manejo de inglés- y su objetivo era quedarse por 11 meses.

En su aventura seguramente esperaba pasar por imprevistos, pero lo que nunca se imaginó era la pandemia. A las pocas semanas en la Argentina se decretó la cuarentena obligatoria y todo cambió. A solo dos meses de haber llegado tuvo que partir de nuevo a su país.

Ryu en la localidad de Isletas.

No obstante, si bien le quedó pendiente conocer muchas cosas -como la nieve- en ese corto periodo pudo degustar el tradicional asado, el dulce de leche, los alfajores, entre otros clásicos de los argentinos. También comenzó básquet, jugó al fútbol 5 y empezó clases de guitarra.

Sin embargo, lo más importante que se llevó a su país es la amistad y en especial el cariño de la familia ramirense. Este 18 de septiembre cumple 17 años y si bien los separan más de 18 mil kilómetros, los recuerdos, la amistad y el amor siguen intactos.

Hoy en General Ramírez Pocho y Gaby -sus papás de corazón- y sus hermanos Tomás y Lara están de fiesta y cuando todo esto pase, sueñan con volver a encontrarse. (Isletas Noticias)

COMENTÁ LA NOTA