El acuerdo con el Club de París no incluye la intervención del FMI, confirmó Cristina Kirchner

308

La presidente destacó que es la primera vez en la historia de ese grupo de acreedores que renegocia una deuda sin tener que contar con el monitoreo del organismo financiero internacional.0004076084

“Con esta manía nuestra de hacernos cargo de aquello que cuando llegamos estaba mal y había que encarar y construir, en la madrugada de hoy pudimos culminar el acuerdo de París, la negociación por la deuda con el famoso Club de París”, celebró la mandataria, que destacó el rol del ministro de Economía, Axel Kicillof, que arribará al país en las próximas horas y dará una conferencia el viernes, en la que explicará detalles del arreglo.
“El Club de París es un invento argentino -arremetió la presidenta- y se crea en 1956 tras el derrocamiento de Perón, que dejó el país desendeudado y sin ingresar al FMI porque consideraba inconveniente atar al país a alguien que no tuviera los mismos intereses. Tenía razón el hombre, como en tantas cosas”.
En su repaso, la presidente explicó que la deuda originaria era de 700 millones de pesos y que fue incrementándose y renegociándose en más de 10 ocasiones en los últimos 50 años.
“Fue reconocido en muchos presupuestos por el Parlamento argentino. Ayer pudimos finalmente llegar a un acuerdo sin que interviniera el FMI”, destacó Cristina Kirchner, a la vez que resaltó el detalle de que “los pagos más chicos se harán en 2015 y 2017”, cuando estarán “los vencimientos de deuda más inconvenientes”.
La mandataria también tuvo palabras de repudio a los fondos buitre: “No somos deudores seriales, como dicen los buitres. Ellos, el capital internacional, son depredadorores serial.
La Cadena Nacional la realizó en medio de la inauguración de una planta potabilizadora en Berazategui, que recibirá los desechos de 4.5 millones de habitantes, que antes desagotaban allí sin tratamiento correcto, contaminando la zona.
Mientras señalaba esa inauguración, la mandataria aprovechó para responder las críticas de la cantante Cher -que había cuestionado la política de medio ambiente por la situación de un oso polar en Mendoza- y señaló: “No solo hay que preocuparse por las especies en extinción, que también nos preocupan, sino por la especie humana, que es la más importante”.
La mandataria cerró el acto celebrando la “solidaridad” y, al borde del llanto, llamó a que “aquellos a los que les fue bien” en estos diez años ayuden “a los que menos tienen”, consignó MinutoUno.

COMENTÁ LA NOTA