Compartilo:

  La directora del hospital ‘Nuestra Señora del Luján’ de General Ramírez, Viviana Sterzer, confirmó haber visto “con sus propios ojos” fumigaciones en el campo lindante al nosocomio. Consideró que debería hacerse un estudio para conocer cuál es el producto utilizado y qué grado de toxicidad posee, para luego “tomar medidas”, aseveró.

fumi

La directora del hospital ‘Nuestra Señora del Luján’ de General Ramírez, Viviana Sterzer, dijo que vive al costado del nosocomio y aseguró haber visto “con sus propios ojos” las fumigaciones en un campo lindante al efector propiedad de una familia de apellido “Hoffmann”.

Especificó que las pulverizaciones son “terrestres” con el aparato fumigador conocido como “mosquito” y se concretan sobre este predio que “ha quedado dentro de la ciudad”.
Es que según explicó, hasta hace un tiempo el ingreso al nosocomio se efectuaba por otro lado, el cual ahora ha quedado en segundo lugar por las nuevas obras que se inauguraron recientemente.
La directora del nosocomio confirmó además que las fumigaciones han sido varias, pero afirmó desconocer “qué producto se usa”.
En consecuencia, consideró necesario “hacer un estudio del suelo” para determinar “qué grado de toxicidad” tiene la sustancia aplicada.
“Habría que hacer un estudio, ver qué grado de toxicidad tiene y luego tomar medidas”, manifestó no sin antes enfatizar que son “un montón” las familias que viven alrededor del hospital.
“Adentro de la ciudad no se puede hacer ninguna fumigación”, recalcó Viviana Sterzer. Publica APF Digital.
 De esta forma, la propia directora del nosocomio confirmó la publicación que realizó días atrás ISLETAS NOTICIAS, y que repercutió en diferentes medios de comunicación y organizaciones ambientalistas. En la oportunidad se indicaba lo siguiente: 

Mientras el pasado 13 de marzo en General Ramírez se inauguraba el nuevo pabellón del Hospital “Nuestra Señora del Luján”, con la presencia del gobernador Sergio Urribarri; parte de su gabinete, funcionarios departamentales y locales, nadie tuvo en  cuenta que a escasos metros del nosocomio había un campo con soja.

Justamente en frente a las nuevas instalaciones, sólo separadas por una calle de ripio, se encontraba un lote con la oleaginosa, lo cual es llamativo, ya que es un cultivo que requiere de muchas fumigaciones, siendo esto perjudicial para la salud.  Además, pareciera una paradoja, ya que se encuentra sólo a algunos pasos de un lugar que está para velar por la salud de la población.

Una vecina que vive en la zona expresó que “a veces fumigaban a la madrugada para que nadie se de cuenta, pero también lo hacían de día”. Afirmó. Otros habitantes de dicha ciudad del departamento Diamante, hicieron saber personalmente y a través de Facebook, a IN su preocupación, según ellos,  por “la gran cantidad de casos de cáncer que hay en la ciudad”, lo cual no señalamos que se produce debido al mencionado cultivo. Sin  embargo, en diferentes lugares existen sospechas y estudios que afirman que los agroquímicos o agrotóxicos, no sólo son cancerígenos, sino que producen otro tipo de infecciones en las vías respiratorias. Además de las malformaciones, entre otros tantos problemas a la vida humana y animal.

Ante la duda siempre se debe priorizar la prevención y la calidad de vida de las personas.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA