Diputados: el debate del aborto condiciona las negociaciones sobre la modalidad de las sesiones futuras

El proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) se dictaminará el 9 de diciembre próximo y se votará el 10. Falta definir si se sesionará de manera presencial o mixta.

170

Con el protocolo de funcionamiento remoto vencido y en pleno debate del proyecto de legalización del aborto, el oficialismo y la oposición negocian a contrareloj en Diputados la modalidad de la próxima sesión del 10 de diciembre, en la que se votará la iniciativa impulsada por el Poder Ejecutivo nacional. La postura que prima entre las fuerzas políticas es la de volver a sesionar de manera presencial, contemplando la conexión remota sólo para los legisladores que están dentro de los grupos de riesgo. Sin embargo, desde Juntos por el Cambio pujan por una “presencialidad total”, en especial quienes están en contra de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), que encuentran allí una herramienta para dificultar el tratamiento de la norma.

En la reunión de Labor Parlamentaria del miércoles pasado, las autoridades de los diferentes bloques y el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, llegaron a un principio de acuerdo para retomar las sesiones presenciales, en el marco del Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (DISPO). Aún así, continúan las diferencias en cuanto a si se permitirá o no que algunos diputados participen de forma virtual.

Massa está a la espera de que cada bancada presente una propuesta sobre el funcionamiento del cuerpo para arribar a un consenso de cara a los futuros debates, que habrá durante la prórroga de sesiones ordinarias y sesiones extraordinarias. “La idea es llegar a un acuerdo y garantizar la participación de todos los diputados, ya sea de una manera u otra”, señalaron desde el oficialismo.

Los principales cuestionamientos provienen del bloque de PRO, desde donde hace tiempo reclaman volver a las sesiones presenciales, al igual que la Coalición Cívica. En ambos casos, ese pedido se potenció estos días ante el tratamiento del proyecto de legalización del aborto. “Los que no quieren que salga el aborto prefieren que la sesión sea ciento por ciento presencial con la esperanza de que así a los verdes les costará más reunir el quorum”, señaló a Bae Negocios un diputado del interbloque opositor.

Aún cuando una de las principales defensoras de la legalización del aborto es la diputada de PRO Silvia Lospennato, la bancada macrista es mayoritariamente “celeste”, a diferencia de lo que sucede en el bloque de la UCR, donde la balanza se inclina a favor de los legisladores que acompañan la IVE.

En el radicalismo también plantean que es necesario realizar sesiones presenciales, sin embargo las razones son otras a las de sus socios del interbloque. No es tanto lo que se discutirá en la próxima sesión lo que les preocupa, sino los debates futuros, como el de reforma judicial. Además, no ven con malos ojos que algunos legisladores puedan participar de manera remota, ya sea por razones de edad o salud.

Salvo algunas voces disonantes, los diputados de los partidos políticos provinciales, así como desde el interbloque Federal, que encabeza Eduardo “Bali” Bucca; y el interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, que preside José Luis Ramón, están de acuerdo con mantener las sesiones mixtas, pero con una mayor proporción de presencialidad.

Otro de los temas en los que hay algunas divergencias entre las bancadas es el lugar para sesionar. Mientras los legisladores de la izquierda promueven que sea en el recinto, el resto de las fuerzas políticas barajan la posibilidad de que la próxima sesión se realice en otro sitio, como el CCK o el estadio Direc TV Arenas en Tortuguitas.

Las negociaciones continuaron hoy mientras se desarrollaba la tercera jornada del debate por la legalización del aborto en el plenario de las comisiones de Legislación General, Mujeres y Diversidad, Legislación Penal, y Acción Social y Salud. Sobre ese tema, lo único definido por el momento es que finalmente se dictaminará el 9 de diciembre próximo, en lugar de mañana, y se sesionará el 10.

“Se dictaminará la semana siguiente cuando esté el protocolo”, dijo la titular de la comisión de Legislación Penal, Carolina Gaillard, casi al final del plenario. En la última media hora, en la que comenzaran a exponer las diputadas y los diputados, hubo un breve cruce entre Graciela Camaño, de Consenso Federal, y Lospennato debido a que la legisladora peronista -que se opone a la IVE- planteó que no era posible llevar adelante el debate sin el protocolo en vigencia, a lo que la diputada de PRO respondió que “se puede debatir en comisiones sin protocolo, no así dictaminar”.

COMENTÁ LA NOTA