Compartilo:

Así se expresó el ingeniero agrónomo Daniel Dechanzi, integrante del equipo de Cooperativa La Ganadera General Ramírez Limitada. “Con la cosecha gruesa el productor sufrió pérdidas o, en los mejores casos, pequeños márgenes de ganancia. Ahora la apuesta es al trigo y a la recuperación de la ganadería”, aseguró el profesional.

En declaraciones a IN, el ingeniero agrónomo Daniel Dechanzi, se refirió a la crítica situación del campo, al asegurar que “tuvimos una sequía muy pronunciada que no se producía desde hace por lo menos 50 años. Sin duda que los productores de todas las actividades quedaron muy golpeados y ahora no es fácil continuar. En el caso específico de la agricultura, el productor siempre apuesta a la cosecha gruesa por el margen de rentabilidad que deja pero esta vez sucedió lo contrario, ya que en muchos casos hubo pérdidas en vez de ganancias”, analizó.

El maíz y sorgo

Dechanzi sostuvo que “lamentablemente con esta sequía la cosecha de maíz y sorgo en campos arrendados -que representan casi el 70% de la agricultura- prácticamente no dejó margen de ganancia, porque los costos son de 45 quintales por hectárea y se han obtenido rendimientos de 2.500 a 6.000 kilos. Por eso el que arrienda salió derecho o perdió plata y quien tiene campo propio no perdió u obtuvo sólo una pequeña rentabilidad. Debido a esta situación muchos lotes se destinaron a silobolsas ya que -a pesar del costo- es una alternativa para no perder todo. De esta manera se cubre ante la falta de forrajes para el invierno y es una apuesta a la recuperación de la ganadería”, explicó el ingeniero de La Ganadera.

Soja

“Es el cultivo más rentable para el productor”, aseguró Daniel Dechanzi, al tiempo que detalló: “el rinde normal promedio en nuestra zona es de 2.800 kilos y en el caso de una soja de segunda es de 2.200. Sin embargo con la sequía se obtuvo rendimientos desde los siete a 20 quintales, excepto en lugares donde justo cayeron chaparrones. Por eso no se alcanzó a cubrir  los costos de producción”, indicó.

La situación actual y el panorama a futuro

“Todavía quedan algunos lotes de soja en la zona que lamentablemente también salen con granos verdes porque los suelos son muy ondulados. Por eso en los bajos, al haber más humedad, el ciclo no se terminó antes pero en los lugares de mayor sequía se produjo un secado anticipado. Esa mezcla no es buena, pero hay que tratar de cosechar igual para dejar el lote limpio e implantar un nuevo cultivo”, sostuvo el profesional.

En ese sentido, Dechanzi aclaró que para el cam´p “no es que llueve y se resuelve la situación. Ahora el productor no tiene recursos para afrontar la siembra de trigo por lo que tiene que recurrir a los bancos o a la cooperativa”. 

Para el integrante del equipo de La Ganadera, “lo importante es que por el momento por el lado de la humedad venimos bien y hay expectativas porque hoy el precio a futuro del trigo es interesante. Podemos decir que el clima y el financiamiento son factores fundamentales”, concluyó. (IN)

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA