Compartilo:

En un nuevo intento por reducir la volatilidad y frenar la escalada inflacionaria, el Banco Central anunció que congelará hasta fin de año los valores mínimo y máximo del dólar, que actualmente se encuentra en una banda de entre $39,75 y $51,45.

Hasta ahora, el tipo de cambio se ajustaba automáticamente a un ritmo del 3% mensual -desde octubre del año pasado en que se implementó el sistema a diciembre-, en enero fue del 2% y a partir de abril se ubicó en 1,75%.

El propósito de esta medida es quitarle volatilidad al tipo de cambio y darle mayor certeza al valor de la divisa, para evitar el impacto inflacionario.

El INDEC difundió este martes el índice de inflación de marzo que se ubicó en el 4,7% y acumuló en el primer trimestre un alza de casi 12%.

En conferencia de prensa, el jefe del Central, Guido Sandleris, quien aseguró también que esa entidad no comprará dólares hasta el 30 de junio próximo por debajo del límite inferior de la banda. .

Reconoció que el nivel de inflación «es demasiado alto y causa un gran daño a los ciudadanos» y estimó que las medidas anunciadas «reforzarán» la política monetaria para reducir la suba de precios.

«La inflación ha vuelto a aumentar y entiendo perfectamente la ola de preocupación que genera en la gente por no saber si continuara o se revertirá pronto», sostuvo el funcionario, al presentar el Informe de Política Monetaria (IPOM).

Prometió «dar vuelta este presente» y añadió que «la inflación quedará atrás en la historia y falta muy poco para que comience a bajar, pero no en forma muy rápida».

Pronosticó que la inflación de abril «va a ser menor y a partir de allí deberíamos ir viendo como irá cayendo».

Sandleris anunció que el BCRA fijó hasta fin de año los límites de la zona de no intervención en el mercado cambiario para el dólar en 39,75 pesos para la banda inferior y en 51,45 en la superior.

De no aplicarse esta medida a fin de año, según la política de ajuste diario los límites de las bandas serían de 46 y 59 pesos, según explicó el presidente del BCRA.

Anunció también que la entidad se abstendrá de comprar divisas por debajo del limite inferior, hasta el 30 de junio de este año, para seguir absorbiendo pesos.

«El compromiso de no comprar divisas implica que hasta junio la meta de base monetaria no se va a incrementar y refuerza el sesgo contractivo de nuestra política monetaria», añadió.

«No vamos a seguir inyectando pesos aunque si el tipo de cambio se apreciara», adelantó Sandleris.

Consideró que «es normal que en años electorales haya incertidumbre y tenga un impacto en los mercados financieros y se observe cierta dolarización de cartera».

Enfatizó que «los dólares disponibles alcanzan y sobran» para enfrentar una posible corrida bancaria al señalar que las divisas que liquidarán el estado y los particulares son suficientes para prevenir una nueva devaluación como la del año pasado. .

Sandleris sostuvo que el nivel de tasas «sigue siendo alto» pero que es consistente con los índices de inflación y pidió a los bancos que aminoren la diferencia entre los intereses que ofrecen y que reciben.

«Es importante que la gente reciba una tasa más acorde, porque es clave para el funcionamiento del sistema que el retorno que reciben los ahorristas en pesos sea atractivo, porque es la clave para evitar una excesiva dolarización de carteras», consideró.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA