Compartilo:

Cambia la estación, cambian las tendencias. Los outfits que no pueden faltar en el guardarropa con la llegada del frío.

Cómo vestirse: los 5 imprescindibles del otoño

La temporada otoño-invierno 2013 está signada por la opulencia, repleta de pedrería, géneros lujosos como el terciopelo y reminiscencias de los noventas que se ven en estilismos como el total look. Pero si hay que elegir una “vedette”, las tachas se llevan el podio.

Las cinco tendencias clave de esta temporada:

Total look: en la moda todo vuelve y está típica estética que se usaba en los 90 también. Nada más fácil para lucir que esta propuesta. Se trata de un estilismo en el que la única consigna es que tanto la parte de arriba como la de abajo sean del mismo tono, y si es de la misma estampa, mejor aún. Los trajes se vuelven a usar en conjunto. Las más osadas pueden apostar a colores y dibujos exóticos, mientras que las más clásicas pueden optar por el monocolor en un tono más acorde a su estilo.

Blanco y negro: la combinación fetiche de Chanel cobra protagonismo y se la ve en las pasarelas internacionales. En tanto, las vidrieras porteñas empiezan a proponer esta clásica combinación que fue furor en los años sesenta de la mano de celebres personajes como Twiggy o Brigitte Bardot. Puede ir en estampas como lo propuso Marc Jacobs o más lady, según Karl Lagerfeld para Chanel. En rayas también vale, y si la idea es escapar a lo llamativo no está demás recurrir a prendas lisas en blanco y negro, un ‘must’ de cualquier guardarropa.

Pedrería: si hay algo que caracteriza a esta nueva temporada es la pedrería, y cuánto más ostentosa, mejor. Este año la moda viene opulenta y cargada. Valen los apliques de piedras de colores en distintos tamaños, como también el strass. En las solapas de las camisas o en los hombros, estos apliques son protagonistas y le dan el toque especial al outfit. También se los ve en accesorios como los cuellos babero, que visten cualquier blusa o un Little Black Dress.

Tachas: la nueva temporada va a estar invadida por tachas en todas sus variedades: grandes, pequeñas, doradas, plateadas, en punta, redondas. Van en el calzado, en los cuellos de las camisas y en las carteras tal como lo propuso en su pasarela Valentino, dándole un look rockero y moderno a la llegada del frío.

 

El terciopelo: es un género que no pasara desapercibido. En el marco de una temporada recargada, es una tela que da el presente en todas sus versiones, desde las más pesadas hasta las más livianas y con gran caída. Vale en blazer y pantalón (que también se puede usar acorde a la tendencia total look) como también en vestidos de noche, una propuesta que se vio en la pasarela de Gucci. ¿La paleta de colores? El negro, el bordó y, por sobre todo, el azul.

Fuente: Infobae.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA