Compartilo:

Viajar en colectivo entre Santa Fe y Paraná sigue demandando horas de espera pero la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) no advierte insuficiencias en el servicio. Esto surge de la respuesta obtenida por los Defensores del Pueblo de Santa Fe y Paraná de parte del organismo nacional que textualmente “informa que se ha ordenado las inspecciones necesarias de control de frecuencias, recorrido y parque móvil (…) y que las empresas Fluviales del Litoral y Etacer cumplen con las frecuencias establecidas por horarios aprobados” en los meses de diciembre y enero que fue cuando hicieron los controles”.

Dicha respuesta de la CRNT no es compartida por los Defensores del Pueblo de la provincia de Santa Fe, Raúl Lamberto, y de la Ciudad de Paraná, Pablo Donadío (Adjunto), quienes han reiterado los reclamos ante organismos nacionales respecto de las innumerables y recurrentes quejas de los usuarios.

“Se ha señalado que no se subsana el desequilibrio entre la magnitud de la demanda y la oferta de unidades que transportan pasajeros entre ambas capitales; por lo que acceder a viajar puede demandar horas de espera, según las comprobaciones realizadas en los relevamientos de las Defensorías”, indicaron.

Y entendieron que la situación “acarrea innumerables perjuicios a los usuarios quienes no sólo deben esperar a la intemperie en algunas paradas -lo que se ve agravado ante la inminencia del invierno- sino que deben afrontar no pocos inconvenientes al no poder llegar a tiempo a sus destinos. Esta situación genera una alta disconformidad que se manifiesta en el notable nivel de quejas que se reciben en las Defensorías”.

“Tanto es así que la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina (Adpra) exigió hace ya varios meses medidas urgentes para subsanar las peripecias que deben afrontar miles de santafesinos y entrerrianos que a diario deben cruzar de una a otra ciudad para trabajar o estudiar. Y, las Defensorías de Santa Fe y Paraná han insistido en reiterar los reclamos”.

En tal sentido, entienden que las mencionadas empresas “ejercen un oligopolio en el servicio de transporte público en el corredor que atraviesa el río Paraná, las regulaciones no permiten por razones de seguridad que viajen pasajeros parados y no existen ofertas de servicios alternativos, por lo que los Defensores insisten en que no puede considerarse que la prestación actual es óptima ante tanto descontento e incomodidad”.

Finalmente, los Defensores Lamberto y Donadío reiteraron la necesidad de mantener una reunión con la CNRT y las empresas atento a que se trata de un problema de larga data que se ha visto agravado en últimos tiempos.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA