Compartilo:

En la madrugada de este lunes, aproximadamente a la 1:30, comenzó a llover con intensidad en la localidad de Libaros, en el departamento Uruguay.

El fenómeno fue acompañado de fuertes vientos y granizo, pero entre las 7:45 y 8 de la mañana la virulencia del temporal fue aún mayor con más cantidad de granizo y de tamaño muy importante.

El corresponsal de FM Riel, Miguel Diaczun dijo que hasta poco después de las 8 de la mañana podían verse las «piedritas» que habían caído del cielo y que «parecían sembradas por doquier».

Mónica Garsilar, una vecina de dicha localidad contó que «se puso oscuro el cielo y de repente la piedra. Lo peor duró más o menos 3 a 4 minutos, y luego lluvia torrencial».

Hasta las 8:15 el pluviómetro marcaba 48 milímetros.

La familia Müller en la Colonia de Libaros, a unos 4.000 metros al Este de la localidad, relató que la granizada fue muy importante, con «piedras de gran tamaño».

Si bien dicen que es prematuro evaluar las consecuencias «seguramente lo ocurrido provocó daños. Las piedras eran grandes y caían con gran violencia», relató un integrante de la familia.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA