Compartilo:

Unicef advirtió que casi la mitad de los niños, niñas y adolescentes de la Argentina son pobres desde una perspectiva multidimensional.

La desagregación de datos a nivel regional muestra que en el Gran Buenos Aires (GBA) el 58,5% de los niños sufre al menos una privación no monetaria. El dato es muy impactante porque en esa región se concentra un tercio de la población total.

La principal privación en el Gran Buenos Aires es el acceso al agua, seguida del hábitat, protección social y saneamiento. La segunda peor región en términos de pobreza no monetaria es el centro, con el 45,1%, seguido del NOA (42,2%), NEA (37,9%) y Cuyo (33,6%). En la mejor ubicación está el Sur, con el 29,7%, en donde el agua potable no representa un gran problema pero la protección social domina las preocupaciones.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA