Campaña electoral: el PJ entrerriano gastó $ 8 millones

316

El Partido Justicialista presidido por el gobernador Sergio Urribarri declaró gastos por $ 8 millones en 2014, el doble que todo el PJ nacional, revela un informe sobre el financiamiento de la política.0010102672 “Se multiplicaron los gastos de los partidos por la campaña anticipada”, titula el Diario La Nación. Y enseguida explica: “Presentados como fondos ‘institucionales’, las agrupaciones declararon en sus balances desembolsos de hasta $ 8 millones para posicionar a sus precandidatos durante 2014”.

Justamente esa cifra, 8 millones de pesos, es lo declarado por el PJ entrerriano, encabezado por el gobernador. La cifra duplica los gastos del PJ nacional pero no alcanza a cubrir los 10 millones que habría demandado la “playa” de promoción de la figura de Urrubarri en Mar del Plata.

El informe, firmado por Iván Ruiz, repasa los gastos declarados por todas las fuerzas políticas.

Folletería por $ 1 millón, encuestas por $ 900.000 y otros $ 700.000 destinados a “actos y movilizaciones”. Éstos son algunos de los gastos que declararon los partidos políticos durante 2014, un año clave para la instalación de los candidatos, de cara a las elecciones. Recaudaron, por ejemplo, hasta $ 13 millones entre donaciones de funcionarios y empresas, que usaron también para pagar gigantografías en las principales autopistas, vuelos privados y otros artilugios proselitistas.

Los partidos políticos multiplicaron sus gastos en 2014 según la información de los balances anuales -que cierran cada 31 de diciembre- presentados ante la Justicia. Apoderados, operadores y voceros consultados confesaron en estricta reserva que la campaña anticipada explica el llamativo incremento en los desembolsos partidarios.

Como la ley nacional permite el proselitismo sólo 30 días antes de los comicios, los partidos acudieron a un “maquillaje” legal. El rubro “gastos de desenvolvimiento institucional” canalizó subas de hasta 1000%. “Este dinero se invierte en el candidato presidencial, pero también incluye el armado provincial”, confesó un operador de un importante sello. Pese a la fuerte suba que registran los balances, los desembolsos reales de la campaña anticipada multiplican al menos diez veces lo declarado.

Pro es la fuerza nacional que más recaudó: $ 13 millones, donados por simpatizantes y empresas. Los gastos del partido para posicionar a los candidatos macristas, entre otras cosas, fueron de $ 8 millones; el año anterior habían destinado apenas $ 400.000

¿Quiénes donaron a Pro?
Una larga lista de funcionarios y dirigentes cercanos, entre los que se destacan tres familiares del empresario Nicolás Caputo, que realizaron aportes totales por $ 4,5 millones. “Somos muy rigurosos con el cumplimiento de la ley. Estos aportes no superan el máximo que una persona física puede donar y, además, tienen ingresos que pueden justificar la entrega de este dinero”, dijo Humberto Schiavoni, presidente de Pro.

Sideco Americana, Chery Socma Argentina y Mycar, empresas cercanas a Mauricio Macri, donaron otros $ 2 millones. El resto de las firmas que aportaron -la mayoría con montos menores- son La Conchera, Petersen Control Unión Argentina, Desarrolladores del Norte, Axxon Consulting, Medios y Contenidos Producciones, Argenmar, El Sexto Sello, Dr. Music, Hilado, Golden Harvest, Nuevos Contenidos. “Ninguna es proveedora del Estado”, aclararon en el partido.

En el balance de Pro, el más detallado de todos los presentados, los gastos se repartieron entre “propaganda” por $ 3,2 millones y “publicaciones en Internet” con otros $ 1,4 millones. Destinaron $ 965.000 a los “viajes al interior”, lo que incluye -aseguraron- los vuelos privados, y declararon $ 650.000 para encuestas, sin contar los sondeos que encarga el gobierno porteño.

Las cuentas de Massa
Sostener a Sergio Massa después de las elecciones de 2013 le costó varios millones al Frente Renovador.

El Partido Fuerza Organizada Renovadora Democrática de la provincia de Buenos Aires, la columna vertebral del espacio, declaró gastos por $ 3 millones, todos solventados con los recursos que giró el Estado. El crecimiento del gasto es llamativo: había desembolsado $ 20.000 en 2013. Son números parciales, ya que el resto de las fuerzas provinciales que componen el frente deben presentar sus balances en junio.

El Frente Renovador desembolsó $ 878.000 para “viáticos de movilidad”, rubro que contempla el alquiler de aviones privados. LA NACION calculó que Massa fue el candidato con más vuelos de cabotaje en 2014: recorrió por lo menos 52.000 kilómetros. La cuenta supera los $ 2,5 millones, de acuerdo con los precios de referencia del mercado; tres veces más que lo declarado. Para sus viajes por la Argentina, Massa contrata a Excel Servicios Aéreos, una firma del empresario kirchnerista Ernesto Clarens, cercano a Lázaro Báez.

El partido invirtió también $ 1 millón para realizar tres actividades de capacitación, organizadas por la escuela de gobierno que promociona Massa. Es el doble del presupuesto que destinó todo el PJ nacional para ese mismo rubro. Según consta en el balance, el curso sobre teoría del derecho costó $ 500.000; otro sobre lavado de dinero, $ 300.000; el resto fue para teoría jurídica y contable. “Son cursos anuales con reconocidos profesionales”, explicaron.

El Partido Justicialista
El Partido Justicialista (PJ) fue la única fuerza con posibilidades de ubicar a un dirigente en la Casa Rosada que bajó sus gastos: $ 4,3 millones, poco menos que en 2013. Para solventar sus desembolsos, el justicialismo recibió aportes de privados por más de $ 4 millones.

Ministros como Axel Kicillof, Julio De Vido y Florencio Randazzo; camporistas como Julián Álvarez y Juan Ignacio Forlón; influyentes funcionarios como Carlos Zannini y Diego Bossio; hombres ligados a la cultura como Ricardo Forster y Javier Grosman aportaron de su bolsillo, cada uno, entre $ 6000 y $ 60.000. Aceptaron, también, donaciones de funcionarios complicados con causas judiciales, como Carlos Liuzzi.

“Hacemos la cuenta de cuánto hace falta para bancar los gastos y dividimos. Así de fácil. Obviamente, el que más tiene más aporta”, explicó el apoderado Jorge Landau. Y remarcó: “Estos gastos no tienen nada que ver con la campaña de Scioli”. El PJ bonaerense, más cercano al gobernador, deberá presentar sus números recién a mitad de año.

Aunque con un monto mucho menor, las empresas donaron en total $ 200.000. Fueron Newsan, Garbarino, San Cristóbal Seguros, Aceitera General Dehesa, Brightstar Fueguina, Tecoil, Seguros Orbis y Pobater. Excepto estas dos firmas, el resto actúan como proveedores del Estado, según el sitio oficial Argentina Compra. Ser proveedor estatal no implica una ilegalidad, ya que la normativa prohíbe la donación de “empresas concesionarias de servicios u obras”.

Newsan -propiedad del empresario Rubén Cherñajovsky- y Brighstar Fuegina ganaron una curiosa licitación en 2014 para proveer las netbooks de Conectar Igualdad. En ese concurso, organizado por la Anses, las diez empresas que ganaron presentaron la misma oferta.

El caso entrerriano
El PJ de Entre Ríos, presidido por el gobernador Sergio Urribarri, gastó $ 8 millones en 2014, el doble que todo el PJ nacional. Urribarri, uno de los precandidatos presidenciales del Frente para la Victoria, recaudó la mayor parte del dinero a través de pequeñas donaciones. Se invirtieron $ 3,1 millones en propaganda y $ 700.000 en “actos y movilizaciones”, entre otras actividades.

La campaña anticipada dejó una huella en los balances partidarios: aparece una deuda con una reconocida empresa que alquila cartelería de vía pública por $ 100.000.

Donaciones y gastos con la mira en 2015

Pro
Es el partido que más recaudó: $ 13 millones entre donaciones de funcionarios, simpatizantes y empresas. Entre sus aportantes se destacan tres familiares de Nicolás Caputo, amigo de Mauricio Macri, que suman donaciones por $ 4,5 millones

Frente Renovador
La fuerza liderada por Sergio Massa declaró “viáticos de movilidad” por 900.000 pesos, lo que incluyó el alquiler de aviones privados para recorrer, al menos, 52.000 kilómetros en la Argentina durante 2014. Según los valores de mercado, el gasto real en ese rubro triplica lo declarado por el partido

Partido Justicialista
Los ministros Axel Kicillof, Julio De Vido y Florencio Randazzo, los camporistas Julián Álvarez y Juan Ignacio Forlón y los funcionarios Carlos Zannini y Diego Bossio, entre otros, además de hombres ligados a la cultura, como Ricardo Forster y Javier Grosman, aportaron entre $ 6000 y 60.000 de su bolsillo para financiar el PJ. (La Nación/Elentreríos)

COMENTÁ LA NOTA