El gobernador Gustavo Bordet reveló hoy, en conferencia de prensa, que su gabinete trabaja en articulación con el gobierno nacional para amortiguar los efectos del parate económico que produce el aislamiento obligatorio y reconoció que el impacto va a ser muy duro.

Las consecuencias económicas no las tenemos cuantificadas pero van a ser severas. Hay muchos negocios que están cerrados. El sector del turismo, por ejemplo, es uno de los más afectados. Pero hay varios rubros más que hoy están inactivos. Esto genera dificultades para hacer frente al pago de salarios porque no tienen ingresos”, describió el mandatario.

Según Bordet, esa situación tiene su correlación en el Estado provincial, que funciona con el aporte de los impuestos de los ciudadanos y las empresas.

“Del mismo modo, esto tiene repercute en las finanzas públicas. De hecho, la recaudación cae porque al no haber actividad económica, no se recauda. Por eso estamos trabajando en un plan de contingencia que vamos a dar a conocer pronto”, anticipó.

Hace unos días, el gobernador había pronosticado que “los efectos económicos del aislamiento, van a ser tan o más devastadores como una enfermedad, y se van a producir en las semanas subsiguientes», refirió.

En ese momento, Bordet explicó: “estamos trabajando el Ministerio de Economía de Nación y los ministerios de las provinciales para tomar medidas homogéneas, es decir que cuando Nación anuncie la prórroga o suspensión de impuestos nosotros también lo haremos”, resaltó el mandatario entrerriano.

«Queremos llevarle seguridad a los productores, a los comerciantes, que hay un Estado provincial que entiende cuál es la situación que está produciéndose y que en esta crisis tenemos que encontrar las medidas entre todos para poder paliarla y llevar hacia adelante, pero reitero que las medidas que se van a tomar van a estar articuladas con el gobierno nacional y sin dudas se van a dar a conocer dentro de poco», precisó el mandatario.

COMENTÁ LA NOTA