Avance contra la justicia: el oficialismo aceptará las ‘sugerencias’ de los jueces

389

 La diputada nacional Diana Conti adelantó que escucharán las observaciones realizadas por jueces de todo el país. En este momento exponen representantes de diversos sectores,  y más tarde abrirán la discusión a modificaciones.

El oficialismo aceptará las 'sugerencias' de los jueces

Pasadas las 11:30, el plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales y Justicia de Diputados comenzó a discutir las tres reformas judiciales más polémicas impulsadas por el oficialismo: la elección por voto popular de los miembros del Consejo de la Magistratura, la limitación de las medidas cautelares y la creación de nuevas Cámaras de Casación.

Antes de comenzar, la diputada Diana Conti confirmó que realizarán modificaciones a las iniciativas tras la carta que les envió la Corte Suprema advirtiendo por una posibleparalización” del Poder Judicial.

“Es nuestra intención tomar algunas de las sugerencias de nuestros jueces, sugerencias que por otra parte han sido propuestas por integrantes de mi propio bloque o de nuestros bloques aliados”, adelantó.

La diputada explicó además que la decisión de introducir cambios se produjo recién ahora porque “el Senado no tenía conocimiento de las críticas del Poder Judicial.

Según informó, primero escucharán a los oradores invitados a opinar sobre los proyectos y recién a las 14 informarán las modificaciones que propondrán a las iniciativas cuando lleguen el ministro de Justicia, Julio Alak, y el secretario de Justicia, Julián Álvarez.

Los oradores

En su exposición, el titular de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional, Luis Cabral, cuestionó la elección popular de integrantes del Consejo de la Magistratura:La propuesta no mantiene equilibrio del que habla la Constitución“.

Por su parte, el titular de la Federación Argentina de Colegio de Abogados, Ricardo de Felipe, reconoció: “Vemos con preocupación que los jueces vayan en una boleta de partidos políticos”.

A su vez, el titular del Colegio Público de Abogados, Jorge Rizzo, reconoció que “la reforma judicial es necesaria”, pero pidió: “No perdamos la oportunidad histórica que tenemos hoy”.

Lo siguió luego el titular del gremio de empelados judiciales, Julio Piumato, quien ya convocó a una medida de fuerza de 72 horas. “Esto es una violación de la Constitución Nacional”, advirtió en su exposición.

“En la publicidad de los proyectos dicen que quieren una justicia ágil. No sé de qué agilidad hablan si le agregan una instancia más a los procesos”, agregó el sindicalista.

En tanto, Fernando Straface, representante del Cippec, celebró el debate sobre la modernización de la Justicia, dijo que “comparten” gran parte del diagnóstico, pero afirmó: “Lo peor que le puede pasar al sistema de Justicia es cerrar el debate como se va a cerrar acá”.

 

La decisión de habilitar modificaciones

La orden de habilitar cambios fue elevada anoche por la presidente Cristina Kirchner en una reunión que se realizó en Casa Rosada. Según trascendió, la jefa de Estado recibió por intermedio de la Corte Suprema un escrito de jueces federales con reparos a la modificación legislativa. 

“Así como en el Senado se tomó en cuenta una serie de observaciones del CELS y otras ONGs sobre el proyecto de ley de Cautelares, en este caso en Diputados la mirada de la Corte Suprema nos parece pertinente y, en ese sentido, estamos en condiciones de producir algunas modificaciones en el proyecto de ley del Consejo de la Magistratura, había confirmado el jefe del bloque kirchnerista, Agustín Rossi, más temprano.

Por su parte, el titular de la Cámara, Julián Domínguez, detalló: “La semana pasada hubo un intercambio y una conversación entre Lorenzetti y Cristina, donde el presidente de la Corte le transmite las sugerencias y las observaciones del Poder Judicial, y la señora presidente le dijo que se comprometía que el bloque le iba a dar tratamiento al debate. Merece ser escuchado y tratado con la seriedad con que el tema fue manejado. Va a formar parte del debate”.

La postura de la oposición

En las últimas dos semanas, la oposición apeló a varias estrategias para intentar frenar los tres proyectos más polémicos del paquete de seis iniciativas para la reforma del poder judicial. Ellos son la elección por voto popular de los miembros del Consejo de la Magistratura, la limitación de las medidas cautelares y la creación de nuevas Cámaras de Casación.

Por un lado, distintos bloques opositores apostaron a poner presión sobre los legisladores aliados al oficialismo para que no den quórum a la discusión. Incluso la ONG Poder Ciudadano comenzó una campaña para que doce legisladores claves no bajen al recinto.

Son muchos más que doce los diputados que están dudando“, aclaró Mariana Veaute, una de las personas apuntadas para que evite la reforma.

Por otra parte, diferentes diputados anticiparon su intención de llevar a la Justicia las leyes en cuanto sean aprobadas por el Congreso para frenar su aplicación e intentar que la Corte Suprema declare su inconstitucionalidad.

Fuente: Infobae.

COMENTÁ LA NOTA