Compartilo:

La preocupación por la bajante del río Paraná aumenta día a día en las localidades afectadas del país.

Si bien se registraron repuntes en las últimas horas, como los 11 centímetros en el Puerto de Paraná (que pasó de 1,75 a 1,86 metros) o los 51 centímetros en La Paz (que alcanzó los 2,99 metros), lo cierto es que los mismos informes admiten que se trata de mejoras pasajeras, dado que la escasez de lluvias en el norte argentino y en los estados brasileños de Sao Paulo, Mato Grosso y Minas Gerais está complicando la situación.

“La bajante del río Paraná es significativa y comparable a la del 2009“, expresó el secretario de Infraestructura y Política Hídrica de la Nación, Pablo Bereciartua.

El funcionario dijo en declaraciones a Elonce.com que “hay que seguir con una estrategia de control de las localidades a la vera del río para garantizar agua potable”.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA