Asambleístas fueron desalojados en la presentación de las termas de Diamante

289

Los activistas de la asamblea ‘Más Ríos, Menos Termas’ explicaban a los vecinos las consecuencias sobre el medio ambiente, cuando fueron obligados a retirarse del salón donde se presentó el proyecto de concesión para el complejo termal.

e_1421395452
(Imagen de archivo)

Funcionarios de la municipalidad de Diamante, junto a las fuerzas policiales de la ciudad, obligaron a integrantes de la asamblea ‘Más Ríos, Menos Termas’ a retirarse de la presentación del proyecto de concesión para la explotación del complejo termal, donde los activistas explicaban a los ciudadanos las consecuencias de las termas sobre el medio ambiente, informó la vocera de la organización, Jésica Musuruana.

Los integrantes de ‘Más Ríos, Menos Termas’ realizaron una acción este jueves en el salón Marahá de Diamante donde se concretó la presentación del proyecto de concesión para la explotación del complejo termal. El conflicto se desarrolló cuando pero personal de la municipalidad obligó, de mala manera, junto a de personal policial, con quien se dialogó de manera acorde y no se registró ningún tipo de abuso de autoridad, a retirarse a los ecologistas cuando se percataron de los volantes informativos que se repartían.

Ante esta escena, una representante legal de la comuna expresó que la casa se reservaba “el derecho de admisión” y que no podrían volver a ingresar al salón y algunos de los organizadores se sintieron molestos por la intervención, pero ningún asambleísta reaccionó frente a los malos tratos.

En pleno ejercicio de sus derechos los activistas buscaban “generar consciencia en la población sobre la importancia de defender los recursos naturales que son la fuente del progreso, ya que es injusto decir que el complejo termal beneficiaría a la ciudad generando puestos de trabajo, ya que esto es sólo un negocio inmobiliario que generará riquezas para unos pocos, que se ve reflejado en los 17 complejos termales que hay en la provincia”.

“Nos oponemos a la concesión porque no queremos más impactos ambientales negativos en el río Paraná, sumado a esto, no queremos que un emprendimiento que recibió fondos públicos, es decir, ende de todos los entrerrianos, termine en manos de privados”, remarcó Musuruana.

En el folleto entregado, la asamblea volcó datos tomados de la carta de presentación del complejo termal que es del 2012, donde además, se agregó una explicación de los daños que generarían las termas si se arrojan más de 30 mil Kilos de sal por día al arroyo Ensenada y, por lo tanto, al río Paraná, ya que se extraerían 60 millones de litros de agua termal anuales. También se adjuntó una cronología de la historia de las termas de Diamante, entre otros datos.

La activista señaló que si al municipio le molestó la intervención de la asamblea, “es porque está generando falsas ilusiones a la comunidad, dado que este proyecto termal tiene origen en el 2005, es decir, diez años de promesas para los ciudadanos”. Además, remarcó que “en tanto la asamblea tenga el estudio ambiental, decidirá si solicita audiencia con la intendenta, mientras hará masiva la información con la que cuenta, para que el pueblo tenga una visión crítica de los que se le propone”, aunque aclaró que continuarán “en la defensa del acuífero Guaraní, de los 7.700 cursos de agua provinciales, del 5 por ciento de monte nativo y de garantizar los derechos ciudadanos”, reprodujo Elonce. 

COMENTÁ LA NOTA