Compartilo:

Argentina concretó por primera vez la exportación de carne de pollo con destino a Canadá, luego de 12 años de gestiones.

“El mercado canadiense es uno de los más desarrollados del mundo, por lo que para concretar la negociación la industria local tuvo que satisfacer exigentes estándares de calidad y seguridad alimentaria”, resaltaron desde la firma, que es miembro del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA).

Es que las negociaciones comenzaron en 2007, cuando CALISA estableció el contacto con el mercado extranjero para avanzar en un acuerdo sanitario que hasta el momento no existía. Pero fue recién en 2018 que el Senasa y su par canadiense, el CFIA, habilitaron a la firma y a otras tres empresas para exportar. En diciembre de ese año, luego de dos envíos de muestras y una auditoría de calidad que el cliente desarrolló en las instalaciones de la planta CALISA, se logró la primera venta de Alitas de Pollo Cortadas Congeladas IQF (Frozen Split Wings), y cinco meses más tarde, luego de ajustar los estándares de producción, se realizó el primer embarque.

“Este hito para la avicultura argentina demandó un esfuerzo multidisciplinario perseverante en el tiempo. Los equipos de CALISA debieron trabajar coordinadamente con los del Senasa, de CEPA y de empresas colegas para demostrar al exigente nuevo mercado que nuestro país es capaz de ser un proveedor confiable. Gracias al trabajo de todos los sectores involucrados, se espera que este sea el inicio para constituir a Canadá en un mercado que amplíe los horizontes de crecimiento de la industria avícola argentina”, aseguraron desde la compañía.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA