Compartilo:

Tal como vino ocurriendo desde mayo, se espera que del centro hacia el norte de Argentina las lluvias varíen entre «normal» y «por encima de lo normal». En cuanto a la temperatura, el Servicio Meteorológico Nacional estima un trimestre «cálido».

No obstante, Carolina Vera, investigadora del Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera (Facultad de Ciencias Exactas de la UBA-Conicet), sostuvo: «Desde el conocimiento de la variabilidad climática, mi visión es que hay bastante incertidumbre de lo que va a pasar. Simplemente no hay señales claras más allá de que podría continuar la alternancia que se vino viendo en mayo y junio, entre días más fríos y días más cálidos. Hasta ahora prevalecieron los más cálidos, pero es incierto qué pasará».

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) elabora un pronóstico trimestral que actualiza todos los meses. En el emitido a fines de mayo (con previsiones para junio, julio y agosto) se afirmaba que el invierno tendería a la calidez en gran parte del país, producto de lo que llaman ENOS: el fenómeno El Niño Oscilación del Sur. Así lo sentiría el oeste y sur de la Argentina, el Litoral, la provincia de Buenos Aires y La Pampa.

Mientras el SMN aventuraba una mayor chance de lluvias superiores a las normales en el norte, noreste y centro-este del país, Vera señaló que «es posible afirmar que la influencia del fenómeno de ‘El Niño’, aunque sea débil, es la que tiene más chance de dominar en los próximos meses».

«Esto quiere decir que resulta posible que en el centro-este y nordeste del país sean bajas las chances que llueva menos que lo normal. En cambio, hay más chances de que llueva entre ‘normal’ y ‘superior’, lo que es coherente con las condiciones climáticas en general, que no son favorables para que llueva poco», describió al diario Clarín.

Según la experta, «es importante destacar que en años como este, hay otras variabilidades del clima que hacen que haya semanas, períodos más bien cortos de siete o diez días más lluviosos alternados con días secos, como vivimos ahora en mayo y junio. O sea, semanas anuladas, alternadas con períodos más secos. Pero hay que recordar que las precipitaciones de varios días consecutivos no se pueden pronosticar antes de dos semanas».

Si bien esa alternancia entre «seco» y «mojado» continuaría en una parte del país, Vera aclaró que para el resto de las provincias el pronóstico de lluvias es, igual que con la temperatura, «incierto»: «La atmósfera es bastante caótica. No permite esa predicción con tanta antelación en todas las regiones. No hay señales claras en el resto del país».

El pronóstico para el fin de semana

Mientras tanto, el pronóstico para los próximos días da cuenta de que en Entre Ríos la temperatura irá en ascenso.
El sábado podrían producirse algunas lloviznas a la mañana, luego habría bastante nubosidad, pero sin precipitaciones.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA