Compartilo:

Una mutación de la bacteria del estreptococo fue letal para cuatro chicos y un adulto que murieron en las últimas horas tras sufrir un shock y una infección en sangre, que no llegó a ser atendida a tiempo.

“El estreptococo pyogenes o estreptococo beta-hemolítico del grupo A es el productor habitual de anginas. Es condiciones normales es una bacteria que se puede considerar benigna. Con un hisopado se detecta. Tiene muy pocas complicaciones”, explicó el pediatra otorrinolaringólogo Enrique Mansilla.

 

Y agregó: “El estreptococo pyogenes está en la garganta de todos nosotros. Convive pero sin provocar patologías. Para que se provoque una patología, se tienen que dar ciertas circunstancias“.

Cómo trabaja la bacteria mutada
Mansilla explica que “se transforma en su genética y se hace un germen terriblemente agresivo. Si está en la piel puede provocar enfermedades muy importantes, como tejido muerto. Aunque ocurre en pocos casos. Cuando se transforma en esto, es muy poco contagioso gracias a Dios. Si pasa a la sangre o las cavidades del organismo, puede provocar enfermedades importantes, como le pasó a estos chicos”.

Los síntomas

– Dolor de garganta

– Fiebre

– Puntitos blancos de pus en la garganta

– Manchitas rojas en el paladar

– Ganglios inflamados

– Manchas en la piel

“Es un germen habitual, no es maligno. Pero cuando cambia su estructura, ahí sí, consultar al médico. Si se detecta el germen, se aplica el tratamiento correspondiente”, argumentó.

El doctor detalló que tiene que tener más de tres años de edad para se trate del cuadro descripto. “Lo que tiene que hacer la madre es llevarlo al médico, al pediatra. Si esto ocurre, no va a pasar nada. Esta bacteria, en forma cíclica, hace el cambio, la mutación. Se transforma en una bacteria tremendamente agresiva, porque va liberando toxinas”.

“Si esto pasa a la sangre, o se pone en cavidades estériles como es el encéfalo o el peritoneo, puede provocar enfermedades gravísimas, porque come, destroza. En este caso, los síntomas ya son más graves: fiebre alta, el chico está como perdido. En este punto es cuando la consulta tiene que ser más urgente todavía y si se atiende a tiempo no pasa nada. Nosotros los médicos disponemos de un fenomenal tratamiento antibiótico”.

“El problema es que no se lleva al chico a veces precozmente. El diagnóstico precoz es fundamental. Hay que ocuparse, no preocuparse. No tiene que haber una alarma generalizada”, insistió Mansilla en declaraciones a TN.

¿Cómo se contagian los estreptococos?

Estas bacterias se contagian por contacto directo con secreciones nasales o de la garganta de personas infectadas con lesiones cutáneas infectadas. El riesgo de contagio es mayor cuando la persona se encuentra enferma, por ejemplo, cuando las personas tienen estreptococos en la garganta o en una herida infectada. Los portadores asintomáticos de la bacteria son mucho menos contagiosos. El tratamiento de una persona infectada con un antibiótico apropiado durante 24 horas o más, elimina la posibilidad de contagio con la bacteria. Sin embargo, es importante realizar el tratamiento completo con antibióticos tal como ha sido formulado. Artículos domésticos como platos, copas, juguetes, etc., no tienen mayor importancia en la transmisión de la enfermedad.

¿Qué provoca?

Un 10-12% de niños sanos tiene la bacteria en las amígdalas, pero no les da problemas. Estos niños se llaman portadores y, salvo casos muy raros, no hay que tratarlos.

Cuando el estreptococo pyogenes invade la garganta provoca una faringoamigdalitis conocida como “anginas“. Esta es una de las infecciones más frecuentes en los niños. Esta bacteria es responsable de la gran mayoría de las faringoamigdalitis bacterianas en los niños. Es decir, que dos de cada tres casos de farignoamigdalitis en los niños van a ser producidas por virus, y no necesitarán antibiótico. Por eso, y antes de realizar el tratamiento, sería importante hacer una prueba diagnóstica que nos permita saber si esta bacteria es la responsable. Hoy en día existen tests rápidos de detección del Estreptococo. Con una pequeña muestra del exudado de la garganta de estos niños, en 3 a 7 minutos, podemos detectarlo. Si es positivo, la faringoamigdalitis está causada por la bacteria y entonces debemos darle antibiótico. En el resto de faringoamigdalitis no será preciso, de entrada, dar este tratamiento.

Si además de la infección de garganta, se produce una erupción en cuello, tronco y raíces de brazos y piernas estaremos ante la escarlatina. Está producida también por esta bacteria. Es bastante frecuente que esta enfermedad se dé en forma de brotes en centros escolares. Desde que existe tratamiento antibiótico, la escarlatina es una enfermedad leve con una rápida evolución a la curación sin secuelas.

Por último, esta misma bacteria puede dar muchas otras infecciones de diferente gravedad. Pero salvo las de piel (impétigo, erisipela, enfermedad perineal) y otras localizaciones en aparato respiratorio superior (otitis, sinusitis) son mucho más raras (neumonías, fascitis necrotizante, shock tóxico estreptocócico, meningitis).

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA