Agencia de noticias rusa asegura que el objetivo era el avión de Putin y no el MH17

251

Interfax afirma que el misil que derribó el vuelo de Malaysia Airlines con 280 pasajeros a bordo buscaba atacar la nave del presidente de Rusia. El mandatario volvía de Brasil, donde asistió a la cumbre BRICS – Unasur. Alega similitudes en los aviones.0011306465

“El Boeing 777 de Malaysia Airlines que se estrelló hoy en el este de Ucrania con 295 personas a bordo fue derribado por un misil ucraniano que tenía por objetivo el avión del presidente ruso, Vladimir Putin”, según una fuente de la Aviación de Rusia citada por Interfax.

La fuente, que pidió el anonimato, dijo a la agencia de noticias rusa que existe la probabilidad de que el blanco de un misil ucraniano lanzado desde tierra o desde un caza podría haber sido el avión presidencial ruso.

“Puedo decir que el avión presidencial y el Boeing de Malaysia Airlines se cruzaron en el mismo punto y en el mismo corredor. Esto sucedió cerca de Varsovia en el nivel de vuelo 330a, a una altitud de 10.100 metros. El avión presidencial estaba allí a las 16:21, hora local (12:21 GMT) y el avión de Malaysia Airlines a las 15:44 (11:44 GMT)”, precisó la fuente que posteriormente reprodujo Infobae.

“El contorno de ambas aeronaves se parece, las dimensiones lineales también son muy similares y en cuanto al color del avión, a una distancia lo suficientemente grande, también es casi idéntica”, agregó la fuente. Tanto el Canal 1 como la televisión RT de Rusia se hicieron eco de esta información.

Más temprano, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, habló con el estadounidense Barack Obama de la tragedia. Putin expresó sus más profundas condolencias al primer ministro malasio y le pidió que transmitiera su más hondo pesar a los familiares de las víctimas del siniestro.

El Boeing-777 de la compañía Malaysia Airlines, que cubría la ruta de Ámsterdam a Kuala Lumpur, se estrelló en la región oriental de Donetsk, escenario de combates entre las fuerzas gubernamentales de Ucrania y los rebeldes prorrusos. Nada más producirse el accidente, el gobierno de Kiev y los rebeldes prorrusos se acusaron mutuamente de haber derribado el aparato.

COMENTÁ LA NOTA