Compartilo:

El índice de inflación que dio a conocer ayer el Indec y las malas proyecciones para el primer cuatrimestre del año no solo inquietan al gobierno, sino que preocupa a todos los ciudadanos.

Como representantes de los productores de alimentos que operan en cooperativas de todo el país, desde CONINAGRO manifestaron «nuestra seria preocupación no solo por la inflación, que termina repercutiendo en nuestras empresas rurales y cooperativas, sino por la situación social que ésta determina, generando marginación y desarraigo«.

Desde la entidad agropecuaria expresan que «frente a esta situación necesitamos que la sociedad sepa que el campo no produce inflación. De hecho, sobre un análisis que realizamos sobre una veintena de economías regionales, está demostrado que la mayoría de ellas está en situación de rojo, y salvo algunas excepciones, el productor recibe por su tarea, un valor que está muy por debajo de sus costos y de lo que se paga en góndola».

Desde el sector agropecuario cooperativo solicitan «un acuerdo amplio de varias medidas económicas entre todos los ámbitos públicos y privados, que no sean electoralistas, sino que nos abra el camino a la planificación de los sectores productivos. Acuerdos fiscales, tributarios, financieros, tarifarios, productivos, de trabajo y empleo», enumeraron.

CONINAGRO propone un acuerdo de gobernabilidad para establecer bases para políticas de estado de crecimiento y desarrollo sustentable. «Sería un gran modo de terminar en forma ordenada este gobierno», aseguran.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA