30 años de democracia

467

-Por Rogelio O. Schild (*)

FSCHILDestejamos 30 años en que un gobierno democrático reasume la primera magistratura del país y con orgullo podemos decir de la mano de una Radical con todas las letra, que sin pretender su pasaje a la santidad de los argentinos,  porque era una persona común y con  aciertos y errores  pero siempre en la búsqueda de consolidar el régimen democrático, fortalecer el funcionamiento de la república , posibilitando soñar cada vez más en grande y más lejos , tener esperanzas, colmar de futuro el país. Esa construcción se forjó desde la sociedad misma y gracias a millones de argentinos que lo hicieron posible.

Estos 30 años nos encuentra ante un gobierno que pretende escribir forzadamente una historia distinta a la realidad de los hechos. Hemos dicho muchas veces desde este lugar que todas las cosas de un gobierno no son malas ni todas buenas. Dentro de estas últimas mencionamos siempre la reforma en la Corte Suprema y la continuidad en la lucha por los Derechos Humanos, las medidas de inclusión social, aunque dejadas a medio camino como política que dan respuestas solo a una situación coyuntural, por cuanto quedan a medio sin que se completen las políticas ahora, que respondan a la problemática coyuntural.   Y que hablar de las cuestiones que no compartimos y que nos distancian, no desde el punto de vista ideológico , sino de situaciones concretas marcadas por un gobierno que concentra poder como nunca, que aplica política de premios y castigas, no resiste opinión distinta, no permite aportes de otros sectores, no  reconoce el problema social, económico, cultural, educativo ; porque luego de diez años en una etapa sin igual en la argentina , se contaron con recursos  que evidentemente no fueron suficientemente aplicados porque ese crecimiento  descomunal  no se compadece con la marginalidad y niveles de pobreza existentes hoy en el país. Tampoco ese crecimiento señalado se relaciona con los graves problemas de la economía del país que al decir, en forma coincidente de la inmensa mayoría de los economistas, lo constituye básicamente en la Inflación existente  que castiga más fuerte a quienes menos tienen.

Así la situación hoy, lamentablemente el cumpleaños de nuestra democracia se  ve teñida con actos que demuestran la fragilidad social después de todos los logros que pretenda esgrimir el gobierno; pero también es debido reconocer que constituyen actos fuera de la ley, animados desde algunos sectores que no quieren al país y solo se miran asimismo sin medir  que, aplicando la ley de la selva, los que sus los daños son otros argentinos y entrerrianos.-Y si había inseguridad , determinados  sectores se vieron fortalecidos en su poder de daño a la sociedad, con  medidas imprevistas de los sectores de seguridad, entonces mas inseguridad y sobre llovido mojado.

No deja otra explicación que los tiempos que vivimos hoy 10 de Diciembre de 2013 obedece a los problemas indicados en el orden social y económico 8ej. Inflación) pero en su cimientos responden a una crisis cultural,  educativa, a la perdida de los valores sociales.

Aunemos esfuerzos para que rápidamente podamos reencausar el país en búsqueda de la paz social, el orden y desde allí, al verdadero crecimiento y desarrollo del país y de los argentinos.

(*) Abogado y presidente del Comité Departamental (Diamante) de la UCR.

COMENTÁ LA NOTA