Compartilo:

  La lluvia de estrellas fugaces “Eta Liridas” comenzó a observarse este martes, pero su máxima actividad se producirá en la madrugada del 22 y 23, cuando el avistaje podría alcanzar la cifra de 40 meteoros por hora.

lluvia de estrellas

La lluvia de estrellas fugaces “Eta Liridas” deslumbrará a los observadores los próximos 22 y 23, cuando el avistaje promete 40 meteoros brillantes por hora.

Después de varios meses de una actividad meteórica relativamente baja, las buenas temperaturas en el comienzo otoñal pueden hacer de esta lluvia de estrellas una buena oportunidad para salir a zonas suburbanas, lejos de la contaminación lumínica, para disfrutar de las estrellas fugaces.

El astrónomo misionero Sergio Toscano, que integra el Observatorio Astronómico “Padre A. Kolping”, dependiente de la dirección de Investigaciones Astronómicas y Espaciales en Misiones, contó que la lluvia de Estrellas Fugaces Eta Liridas es un acontecimiento impredecible en cuanto al número de meteoros por hora que se puede ver cada año. No obstante, está considerada junto a las lluvias de las Perseidas, Leónidas y Cuadrántidas una de las más espectaculares del año.

El punto radiante de las Líridas -lugar del cielo de donde parecen partir los meteoros- se produce en la constelación de la Lyra muy próxima a la estrella Vega. Para nuestro hemisferio Austral, la constelación aparece en el horizonte Noreste a partir de las 2 de la madrugada.

La lluvia se puede observar desde este martes y hasta el día 25, pero su máxima actividad se producirá en la madrugada del 22 y 23, cuando la observación podría alcanzar la cifra de 40 meteoros por hora.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA